El gremio de UPCN, le reclamó a la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal que haga efectivo el pago a la totalidad de trabajadores públicos bonaerenses de una bonificación que solo la cobran algunos sectores.

A través de una carta, el Secretario General de UPCN, Carlos Quintana, le reclamó al gobierno de María Eugenia Vidal, el pago de una bonificación salarial para todos los trabajadores del sector público.

Según informaron, se trata de un plus de 5.500 pesos mensuales para cada agente. Esta bonificación se calcula sobre el 125% del sueldo básico que perciben los trabajadores.

La bonificación surge en 2008 cuando por un decreto se transformaron las denominadas URPES en un “Adicional ARBA”, solo para los agentes del organismo recaudador. En 2015, ese plus se replicó para los trabajadores del ministerio de Economía con el formato de bonificación remunerativa no bonificable. Luego, a través del decreto 1415/18 se extendió el beneficio al personal de la Jefatura de Gabinete.

“Se fundamentó en la imposibilidad de escindir la vinculación que mantienen la cartera de Economía y ARBA, en tanto los recursos recaudados por ésta, son consecuencia directa de la ejecución de la política tributaria definida por aquella”, recordó Quintana y, sostuvo que esa norma no remite a lo que se había resuelto específicamente para ARBA y luego para Economía, por lo que deduce que “la bonificación se convierte en una asignación de carácter general”.

Ante esta situación, la organización gremial dio 5 días de plazo a la administración de Vidal para que brinde una respuesta favorable al reclamo laboral. Vencido el mismo «y en caso de silencio o negativa, quedará habilitada la vía judicial», sostuvo el titular de UPCN.

“No existen razones fácticas ni jurídicas que sostengan el porqué de la exclusividad de la percepción de este plus por el personal del ministerio de Economía y de la Jefatura de Gabinete. No existen razones objetivas que justifiquen aplicar aumentos salariales no igualitarios entre el personal de la ley 10.430, constituyéndose en una conducta arbitraria”, expresa la carta.

El reclamo concluye en que “ese trato desigual afecta la garantía constitucional de igual remuneración por igual tarea” como así también el convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo, por lo que se exige que la mencionada bonificación se haga extensiva a todo el personal en actividad de la ley 10.430.

NG