En el marco de una actividad solidaria realizada por la crisis que genera la pandemia del coronavirus, personas privadas de su libertad donaron más de 140 kilos de verduras a distintos comedores de barrios humildes de la ciudad de la Plata.

Se trata de los internos de la unidad 12 de Gorina, quienes destinaron la cosecha de la huerta que posee el penal al comedor “El Chogüí” del barrio San Carlos. La entrega consistió en 50 kilos de zapallo anco, 60 kilos de acelga y 30 kilos de remolacha, luego del trabajo de tres internos que fueron capacitados en el sector Huerta.

La titular del comedor comunitario, Lourdes Yamamoto, se mostró agradecida por la donación y dijo que “realmente es una gran ayuda. El Estado nos provee alimentos secos, pero las verduras son muy útiles para complementar los platos”.

El responsable del área Agropecuaria, Rodrigo Campomar, se refirió a la donación y dijo: “Nos comprometimos con el comedor para entregarle las verduras una vez a la semana, aproximadamente. Cuando los trabajadores saben que la producción tiene un fin solidario, observo un mayor compromiso y un cambio en la actitud”.

En “El Chogüí” se entregan 230 viandas por día. De lunes a viernes, se sirve la cena, y sábados y domingos, el almuerzo. “Como era tanta la cantidad de verduras que recibimos, una parte se congeló y la otra se destinó a los comedores Barrio Futuro, El Obrador y Niño Jesús. A su vez, llevamos algunas a la comunidad toba, cercana al arroyo El Gato”, contó Lourdes.

La propuesta es impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos con el objetivo de conjugar la capacitación laboral con el servicio comunitario.

Liliana Lopez