La entidad bancaria y financiera cierra operaciones en el país y los 2.700 empleados quedarían en la calle. Senado provincial aprobó proyecto para arbitrar medidas de resguardo de los trabajadores y sus fuentes laborales.

El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó un proyecto de declaración, presentado por el senador Patricio García, en el que expresó “su profunda preocupación por la grave situación de despidos masivos que se encuentran atravesando los trabajadores de la entidad financiera Citibank Argentina”.

De esta manera, el proyecto que ya fue girado al Poder Ejecutivo Nacional solicitó que el gobierno de Macri “arbitre las medidas conducentes a fin de revertirla (a la situación) y resguardar la fuente de trabajo de los 2.700 empleados” que el Citybank tiene el país.

“La Asociación Bancaria presentó una denuncia en el Ministerio de Trabajo por el temor a la pérdida de empleos, luego de que la entidad anunciara el desprendimiento de sus actividades en Argentina”, explicó García.

En ese sentido, el senador peronista expresó que “en situaciones como las descriptas se hace necesaria la intervención del Estado en defensa de la fuente de trabajo de tantas familias. Es importante recordar que el Presidente de la Nación se comprometió no solo a sostener el empleo, sino a fomentar su crecimiento, de modo que frente a esta situación de crisis es indispensable que, desde el Estado, se arbitren las medidas conducentes a revertirla y a resguardar la fuente de trabajo”.

“En el nuevo panorama del empleo privado se verifican terminación de contratos, retiros voluntarios y deudas salariales que exigen ser incorporados con urgencia a la agenda pública, porque con esas figuran se justifican despidos encubiertos, desconociendo los derechos de los trabajadores”, finalizó.

Ezequiel Bértola