En la Provincia 12 policías por semana son sumariados por connivencia con el narcotráfico. Desde que inició la gestión de Cambiemos y hasta el 28 de febrero pasado fueron iniciados 2075 sumarios por “connivencia y/o protección en el tráfico o venta de estupefacientes”. En ese mismo periodo, 309 integrantes de la Bonaerense fueron apartados, 62 resultaron exonerados y 18, detenidos. En el estudio hay que sumar el episodio de fines de marzo en Avellaneda.

Esto significa que 12 uniformados por semana son sumariados por los delitos mencionados por la Auditoría General de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.


De los números se desprende que cada cuatro días fue apartado un agente de la Bonaerense por sus vínculos con el narcotráfico, y cada 19 días hubo un exonerado.


El informe, tomó en cuenta la gestión de Cambiemos hasta el 28 de febrero pasado, por lo que quedó afuera el episodio ocurrido el 29 de marzo último en Avellaneda en el que integrantes de la Bonaerense y de la Federal se tirotearon en el marco de una extorsión a una pareja a la que los de la Provincia estarían extorsionando para no armarles una causa por narcotráfico.


Ese hecho terminó con un comisario de la Bonaerense muerto y otro detenido, más dos agentes de la Federal baleados e internados.
Luego, Asuntos Internos participo en la detención de otros cuatro policías de la provincia de Buenos Aires. Por lo que si sumamos los cinco aprehendidos por el caso de Avellaneda, más los 18 efectuados desde el 10 de diciembre pasado, se llega a 23, lo que significa que cada 17 días fue apresado un uniformado de la Bonaerense por temas relacionados al narcotráfico.

NG