El Gobierno bonaerense modificó la resolución del Ministerio de Agroindustria que determina pautas para el uso de agroquímicos y suspendió por un año su vigencia para «optimizar las condiciones de operatividad». La fuerte presión de Municipios y ONGs que se desató contra el gobierno de Vidal desde su publicación el pasado diciembre, generaron un alto rechazo a la resolución 246 de Agroindustria.


Con fuertes críticas, unas 300 organizaciones sociales, educativas y de derechos humanos emitieron a mediados de enero un duro comunicado para oponerse a la norma al señalar que «debilita el ya débil control del Estado, al delegar en los ingenieros agrónomos contratados por las empresas y los privados que requieren la aplicación de agrotóxicos, la decisión de con qué y cómo fumigar».

En ese marco, uno de los artículos más criticados de la resolución fue el 5°, donde el Gobierno limitaba el uso de agroquímicos en zonas de escuelas solo en horario de clases. «El único límite a la aplicación de agrotóxicos de acuerdo a la resolución 246-MAGP-18 es el horario escolar», advirtieron las ONG, que calificaron la norma como «regresiva».

Ahora, tras esas críticas, el Ejecutivo provincial decidió modificar el artículo 5°, aunque sigue sin establecer distancias concretas. Los cambios fueron oficializados en el Boletín Oficial en una nueva resolución que lleva la firma del ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís.

Entró en vigencia en enero 2019, pero en una reciente publicación del Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires, el gobierno dio marcha atrás con esta resolución. En sus considerandos y tras enumerar los aspectos positivos de esta normativa, dictaminaron suspender “la vigencia de la Resolución N° 246/18 a los efectos de unificar mecanismos de coordinación operativa y asistencia entre esta Jurisdicción y los municipios firmantes y los que en un futuro firmasen en pos de optimizar los canales de colaboración al efecto”.

Este período de “stand by” se extenderá durante un año y se articulará en tres partes. En primer lugar, se modificó el artículo 5 de la Resolución 246, que quedó redactado de la siguiente manera: “Abstenerse en forma total de realizar aplicaciones y pulverizaciones de fitosanitarios, en los lotes que linden con establecimientos educativos, campos de bombeo o baterías de pozos para el abastecimiento público, cuerpos y cursos de agua emplazados en el área rural”.

El artículo 2 decreta la suspensión de la vigencia de la Resolución 246 por espacio de un año, mientras que el artículo 3 propicia la creación de un equipo de trabajo interdisciplinario que tendrá como objetivo elaborar un “protocolo específico de aplicación”.

Desde Cambiemos, fuentes de la cartera agropecuaria bonaerense señalaron que con esta medida apuntan a generar “un mayor control de las aplicaciones para profundizar el cuidado de la salud de la población, proteger los recursos naturales y el medio ambiente, teniendo en cuenta la seguridad agroalimentaria y las necesidades de los productores”.

NG