La falta de acuerdos entre el oficialismo y Juntos por el Cambio hizo caer este viernes, por segundo día consecutivo, la sesión en la que el oficialismo pretendía tratar la Reforma Impositiva impulsada por el gobierno de Axel Kicillof.

El oficialismo y la oposición no pudieron ponerse de acuerdo en torno a las modificaciones que pedían varios intendentes de Juntos por el Cambio, más allá de las intensas negociaciones y diálogos que se desarrollaron desde el jueves en la Legislatura de La Plata.

Los 20 senadores del oficialismo bajaron al recinto pero necesitaban de la presencia de los representantes de Juntos por el Cambio para alcanzar el quórum. El macrismo no ayudó a habilitar la sesión que finalmente se cayó.

Más temprano, el gobernador Kicillof había asegurado que no se le están dando «los instrumentos mínimos» para ocuparse de la emergencia provincial y advirtió que los legisladores «van a tener que explicarle eso a las bonaerenses».

«Estamos en un proceso de discusión medio difuso, la ex gobernadora (María Eugenia Vidal), como es de público conocimiento, se fue de viaje, y su ex jefe de Gabinete tampoco está en la provincia, y se está tratando de definir cómo funcionará la oposición», dijo.

El aumento del impuesto Inmobiliario tanto Rural como Urbano empantanó la discusión.

Para la aprobación de la norma se necesita mayoría simple. Pero requiere dos tercios para habilitar el tratamiento en el recinto. En el Senado, el Frente de Todos no dispone de uno ni de otro número de bancas. En Diputados el peronismo tiene mayoría. Si logra su aprobación en el Senado no tendrá problemas para alcanzar su sanción definitiva en Diputados.

Melisa Delgado Niglia