El Gobierno nacional resolvió postergar hasta enero del año próximo el aumento en las tarifas de gas domiciliario que debía regir desde octubre, como parte del paquete de medidas de alivio para compensar el impacto de la devaluación del peso después de la contundente derrota del gobierno en las elecciones primarias.

En declaraciones al diario Río Negro, el secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, confirmó que «el aumento de octubre no lo vamos a hacer» y que «en diciembre tendrá lugar la audiencia pública para aplicarlo recién en enero».

En marzo se había realizado una audiencia pública que determinó una primera actualización anual del 29 por ciento, aunque luego se acordó escalonar ese incremento.

Agenhoy