Trabajadores del sector privado cobraran un bono para compensar parte de las pérdidas del poder adquisitivo, de acuerdo con declaraciones del Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Desde el organismo, se informó que la suma final será evaluada luego de que el Indec difunda el IPC de agosto, el próximo jueves.

El presidente Mauricio Macri confió hoy en que los empresarios “pondrán el hombro” y pagarán el bono de 5.000 pesos a los trabajadores, en el contexto de la crisis económica y el recalentamiento de la inflación.

El jefe de Estado envió un mensaje a las cámaras empresariales tras dejar inaugurado en Santa Fe un nuevo tramo de la renovación de 812 kilómetros de vías del Ferrocarril Belgrano Cargas, en el acceso de los puertos de los Timbúes.

“Intentemos que todos puedan, es un momento de poner el hombro. Yo confío en que los industriales también van a poner el hombro como están poniendo los argentinos”, dijo el mandatario. En la medida que puedan, espero que los industriales y todos hagan su aporte”, insistió Macri al pedirle a los empresarios que le peguen un bono a sus empleados, aunque no dio precisiones sobre cuál debería ser la suma.

La UIA cuestiona el bono para privados

Paralelamente, directivos de la Unión Industrial Argentina cuestionaron la intención del oficialismo de otorgar un bono salarial para los empleados del sector privado, por entender que “es peligroso” y “compromete a empresas y empleos”.

Según uno de los vicepresidentes de la entidad, Daniel Funes de Rioja, “nosotros no hemos conversado institucionalmente sobre esta cuestión. Es una iniciativa del Gobierno que aparentemente ha dialogado con la CGT”.

A su criterio, el bono para los privados, que sería de 5 mil pesos -el mismo monto que percibieron los trabajadores estatales- “es peligroso, porque compromete a empresas y empleo. Esto hay que meditarlo muy fuertemente para evitar medidas contraproducentes”.

¿Cómo lo afrontarán las pymes?

“Hay que evaluar muy bien el impacto de este tipo de bono en las pequeñas empresas, porque no solo tenés un impacto inflacionario sino que en muchas se secó mucha la plaza en términos de financiamiento de corto y puede generar un perjuicio”, dijo en declaraciones periodísticas Sica.

Desde Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato señaló el mismo problema: “Todas las pymes quieren pagar el bono, el problema es que muchas no están pudiendo pagar más que salarios, porque están en situación muy crítica”, le dijo a este portal. “Hay sectores que están muy mal y otros que se pueden sostener. Es injusto para los trabajadores y para las pyme que de alguna manera quedan con una mala imagen”, agregó.  

Melisa Delgado Niglia