Inspirada en las tradiciones del lejano Oeste, Patricia y otros funcionarios del gobierno participaron vestidos de vaquero y hasta con sombreros texanos. Fue en el marco de las celebraciones previas por un nuevo aniversario de la independencia de los Estados Unidos.

No es la primera vez que funcionarios del gobierno de Macri participan activamente de celebraciones en la Embajada de Estados Unidos en nuestro país. Pero esta vez, se los vio incluso disfrazados en medio de una fiesta.

La foto muestra principalmente a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, vestida con ropa de vaquero y un pañuelo texano, en el medio de un evento temático sobre el lejano Oeste. Solo le faltó la tradicional pistola.

El evento fue organizado por el embajador del país del norte, Edward Prado, con motivos del 243 aniversario de la independencia de Estados Unidos, que se cumplirá este jueves 4 de julio.

“Vemos en Argentina un par, un socio igualitario con el que compartimos ideas e intereses. Me animo a decir sin reservas que esta relación nunca ha sido más fuerte que hoy”, sostuvo Prado acerca de las relaciones con el gobierno macrista.

Entre los cerca de 400 invitados que asistieron a la particular invitación, también se encontraron José Luis Espert, su compañero de fórmula Luis Rosales, el ministro de seguridad de la provincia Cristian Ritondo y el jefe de la policía federal, Néstor Roncaglia.

La controvertida celebración en la Embajada del norte se da también, a pocos días de que se cumpla un nuevo aniversario de la independencia nacional. 

En tanto, Patricia Bullirch se constituye hoy como una de las funcionarias del gobierno más polémicas debido a numerosos casos en donde la ministra se ha mostrado inflexible sobre el uso de las fuerzas de seguridad.

Solo se puede recordar su defensa a la Gendarmería a pocos días de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, o su versión acerca de un enfrentamiento en donde terminó muriendo el joven mapuche Rafael Nahuel, en el sur argentino.
Hace poco, la justicia confirmó que a Nahuel lo mataron por la espalda y no se encontraron restos de pólvora en sus manos, como había afirmado la ministra. El prefecto que lo mató, está detenido.

AgenHoy Digital