El abogado Carlos Broitman declaró el lunes durante ocho horas y media ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla y reveló que la diputada del ARI, Elisa Carrió hizo presentaciones en sus causas luego de que el grupo operativo de Marcelo Sebastián D’Alessio, presunto agente de la DEA, y Rolando “Rolo” Barreiro, agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), realizaran tareas de inteligencia, seguimientos, intrusiones y espionaje en su estudio jurídico. Así lo informó el periodista Juan Alonso en una investigación presentada en el portal Nuestras Voces. 


«El escándalo trepa por los brazos de la ansiedad y roza a las apologistas de la república, diputadas Elisa Carrió y Paula Oliveto. ¿Por qué? Porque Barreiro habría sostenido que Marcelo Sebastián D’Alessio operaría por presunto encargo de Oliveto. Lo cual habría sido confirmado por el abogado penalista, Carlos Broitman, quien detalló una serie de causas penales donde él intervino como defensor, y la jefa política de Oliveto –Elisa Carrió- aportó profusos escritos judiciales tras presuntas intrusiones, tareas de espionaje, seguimientos y persecuciones, que llegaron hasta el estudio jurídico del propio Broitman, con la instalación micrófonos y cámaras ocultas», escribió el periodista.


Ante los diputados, Ramos Padilla mostró chats entre D’Alessio y Oliveto, donde se notaba una extrema cercanía entre ellos. Con las nuevas pruebas y los últimos testimonios, parece cada vez más clara la relación entre las legisladoras macristas y la red mafiosa que se dedicaba al espionaje ilegal, entre otros delitos. 

NG