En una nueva declaración pública desde el estallido social de la última semana, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) expresó su esperanza de un pronto restablecimiento del orden público y pide respetar derechos de las personas y evitar más derramamiento de sangre para reconstruir la paz social.

Los obispos se manifestaron el último jueves y ratificaron su último pedido “Cuidar la convivencia: la paz es fruto de la justicia”, y resaltaron la necesidad de “comprender el profundo malestar de personas y familias que se ven afectadas por injustas desigualdades, por decisiones arbitrarias que les afectan en su vida diaria y por prácticas cotidianas que consideran abusivas, porque lesionan especialmente a los grupos más vulnerables”.

Además de condenar la violencia, dijeron“tenemos que hacernos cargo de entender las raíces de esa violencia y trabajar con urgencia para prevenirla, detenerla y generar formas pacíficas de hacerse cargo de los conflictos”.

En otro orden, los pontífices valoraron los gestos de autoridades y dirigentes que han procurado acoger las demandas expresadas por diversos sectores.

Fuente: AICA

LF