Así lo indica el pacto sellado entre el Gobierno y la Justicia. De esta manera, avanzarían con ley que obliga a magistrados designados a partir de 2017 a tributar el impuesto.

 

 

Los jueces designados desde 2017 pagarán impuestos a partir del mes de enero. La voluntad de la Casa Rosada es que se extienda esta normativa a todos los integrantes del Poder Judicial.

 

Este acuerdo firmado por el ministro de Justicia, Germán Garavano, junto a la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, la Procuración General, la Defensoría General y la Asociación de Magistrados sucedió luego tras el hecho de que la Corte revocara una cautelar que impedía la aplicación del tributo a los integrantes del Poder Judicial que habían asumido luego del 1° de enero del año pasado.

 

El impuesto a las ganacias tomará como base imponible la diferencia entre el salario percibido al momento de su ascenso como juez o ingreso al Poder Judicial después de 2017 y el sueldo del puesto anterior.

Esta aplicación se extenderá por alrededor de cinco años. Según algunas estimaciones, más de 100 nuevos magistrados comenzarían a tributar ese impuesto con la aplicación de la ley impulsada por el Poder Ejecutivo y sancionada por el Congreso.

AgenHoy Digital