Así lo afirmó Agustín Simone, ministro de Obras Públicas bonaerense e informó que Vidal dejó 261 obras paradas por unos $11.500 millones   

«La verdad es que nos encontramos con una situación complicada», expresó el funcionario provincial. Además, aseguró que la anterior administración «nos dejó 261 obras paradas por más de $11.500 millones«.

«La verdad es que nos encontramos con una situación complicada. Este era un Ministerio que creo que venía manejando un presupuesto muy grande. En 2019 fue de $26.000 millones, eso es sólo el 2,5% del total de la Provincia. Y además, de ese número, sólo se ejecutó el 60% del presupuesto», contó Simone.

Según la visión del actual ministro, no hicieron más por «ajuste presupuestario». Además se refirió a las obras que encontraron «paralizadas»: «En total tenemos 161 obras paralizadas que al 31 de diciembre de 2019, significaba un costo de $6.500 millones».

Y señaló que «a esto hay que sumarle la redeterminación de precios el día que se vuelvan a poner en marcha; y otras 100 obras que están neutralizadas, lo que significa que se dejaron de ejecutar y se suspendieron por mutuo acuerdo. Esto tiene una estimación de 5.100 millones que no es deuda pero que está ahí y que en algún momento habrá que desembolsar».
Sobre las obras en ejecución dijo que tienen «por $50.000 millones», pero que «en muchos casos tienen un grado de avance muy bajo. Son obras que están financiadas y en muchos casos con nulo nivel de ejecución, de alrededor del 4% o 5%».

«El problema que tenemos es que estas obras cuentan con financiamiento específico y no se puede usar para otras. Si me pongo a reflexionar sobre los por qué de este estado de situación podría llegar a entender que es consecuencia de que no lo usaron por el acuerdo con el FMI. Cuando los consulté en la transición me aceptaron que estaban subjecutados los préstamos. Ahí tenemos potencialmente más préstamos que se habían negociado pero no se llegaron a firmar, más de USD 2.000 millones», expresó Simone.

Luego se refirió a la situación de los subsidios en los transportes, y manifestó que negocian con la Casa Rosada porque ascenderían a $50.000 millones este año.

LF