En su espacio radial  en ·Primera mañana” el Coordinador de medios   se refirió al futuro del  país. Fiel a su estilo, mediante la fábula del Zorro y las uvas contó como en este tiempo vamos atravesar momentos de alegría y frustración.

En una mañana de otoño, mientras un zorro descansaba debajo de una plantación de uvas, vio unos hermosos racimos de uvas ya maduras, delante de sus ojos. Deseosa de comer algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrada, la zorra se levantó, se remangó y se puso manos a la obra para comer las uvas.

Lo que el zorro no sabía es que los racimos de uvas estaban mucho más altos de lo que ella imaginaba. Entonces, buscó un medio para alcanzarlos. Saltó, saltó, pero sus dedos no conseguían ni tocarlos.

Había muchas uvas, pero el zorro no podía alcanzarlas. Tomó carrera y saltó otra vez, pero el salto quedó corto. Aún así, el zorro no se dio por vencida. Tomó carrera otra vez y volvió a saltar y nada. Las uvas parecían estar cada vez más altas y lejanas.

Cansado por el esfuerzo y sintiéndose incapaz de alcanzar las uvas, el zorro se convenció de que era inútil repetir el intento. Las uvas estaban demasiado altas y el  zorro sintió una profunda frustración. Agotado y resignado, el zorro decidió renunciar a las uvas.

Cuando el zorro se disponía a regresar al bosque se dio cuenta de que un pájaro que volaba por allí, había observado toda la escena y se sintió avergonzado. Creyendo que había hecho un papel ridículo para conseguir alcanzar las uvas, el zorro se dirigió al pájaro y le dijo:

– Yo habría conseguido alcanzar las uvas si hubieran estado maduras. Me equivoqué al principio pensando que estaban maduras pero cuando me di cuenta de que estaban aún verdes, preferí desistir de alcanzarlas. Las uvas verdes no son un buen alimento para un paladar tan refinado como el mío.

Y así fue, el zorro siguió su camino, intentando convencerse de que no fue por su falta de esfuerzo por lo que ella no había comido aquellas riquísimas uvas. Y sí porque estaban verdes.

“Tenemos un camino largo en lo social y en lo político , otra vez la argentina esta  es esta sensación  de turbulencias bastante intensas”,  dijo Zarlenga.

Y continuó: “Ante la imposibilidad de poder buscamos   justificación  para poder llegar  a nuestro objetivo  y la realidad es que la uvas están  maduras, lo único que nuestra capacidad  no nos da para poder llegar a ellas”.

“Algo así nos va a pasar en algunos momentos  en nuestra quería Argentina”, señaló el Coordinador del Grupo Agenhoy. Y añadió:  “Tengamos  la paciencia y la experiencia necesaria para  llegar a nuestro objetivo”.

Escucha la nota completa:

NG