Lo dispuso el Gobierno para las empresas que brindan servicios como luz, agua, gas, telefonía e Internet.

El Gobierno resolvió que las prestadoras de servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e internet y TV por cable no podrán suspender los servicios por mora o falta de pago durante los próximos tres meses, en el marco de la emergencia por el coronavirus.

La medida fue publicada en el decreto oficial.

Los tres meses comenzarán a correr con retroactividad al primer de marzo último, con lo que por ahora se cumplirá hasta el 31 de mayo próximo.

También quedarán alcanzados por este beneficio los usuarios con aviso de corte en curso.

Rodrigo Gauna