El derrumbe del mercado interno sigue golpeando a la industria nacional. Luego de los despidos en Arcor y Volkswagen, ahora la fábrica de motos Zanella anunció que reducirá su personal en las cuatro fábricas que la firma tiene en el país. “No se venden motos en ningún lugar de la Argentina. Están a punto de empezar los despidos” afirmó el Secretario general de la UOM en Mar del Plata, José Luis Rocha, donde está ubicada una de las plantas.  

“Veníamos trabajando con la empresa fechas a futuro, pero la semana pasada tuvimos una reunión y la firma planteó directamente la necesidad de despedir gente”, añadió el representante de los trabajadores.

La provincia de Buenos Aires es uno de los territorios más golpeados por la crisis económica. Dentro del pelotón de empresas que se vieron afectadas en el último tiempo con despidos y suspensiones, se encuentran casos como los de Canale, VF, Villa del Sur, Siderar, La Campagnola, Eskabe, Zanella, Cacciola, Coottaj, Lear, Loma Negra, Tsu, Lucaioli, Dánica, Arcor, Toyota, Volkswagen, Peugeot.

En este marco, el gremialista señaló que “Zanella tiene cuatro fábricas en todo el país y no toda la gente será desvinculada. Se comprometieron a no cerrar la fábrica en Mar del Plata, su idea es mantener la planta abierta. Pero habrá despidos en toda la Argentina, no sabemos cuántos tendrán lugar acá, hay 35 chicos que están atravesando un momento complejo”.

Por último, Rocha anunció que “si esto no se revierte, si esta situación económica no cambia, será difícil que las empresas vendan motos. Y acá el problema no es que Zanella no vende, no se venden motos en general en todo el país”.

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) publicaron un informe que detalla que “los despidos y suspensiones en el primer trimestre del año crecieron un 41% con respecto al mismo periodo de 2018, los casos ascendieron a 19.882 casos, contra 14.068 del 2018”. La mayoría de ellos se dieron en el sector privado.

Emmanuel Angelozzi