El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, pidió hoy a los integrantes del Frente de Todos «no conformarse con el resultado del domingo» en las primarias e instó a tener «mucha humildad y generosidad para seguir abrazando a otros sectores», así como también a dirigentes «valiosos» del oficialismo como Emilio Monzó y Nicolás Massot.


El tigrense también arremetió contra el presidente Mauricio Macri, a quien definió como «un chico caprichoso que pierde un juguete».
El primer candidato a diputado nacional del Frente de Todos por la Provincia de Buenos Aires manifestó su «preocupación» por «ver al Gobierno sin rumbo, que no tiene o no usa las herramientas para garantizarle a los argentinos la economía tiene que seguir funcionando normalmente y que tiene la responsabilidad de gobernar hasta el 10 de diciembre».


En diálogo con FM Metro, el tigrense destacó el amplio triunfo del espacio opositor en las elecciones primarias del pasado domingo, aunque pidió «no conformarse».
«Tenemos la obligación de trabajar para seguir ampliando nuestra coalición electoral y sobre todo el respaldo de la gente.
No nos tenemos que conformar con el resultado del domingo, que reflejó la preocupación de la gente y una ola de esperanza, pero también la responsabilidad que depositaron en nosotros y tiene que venir de la mano de mucha humildad y generosidad para seguir abrazando a otros sectores», sostuvo Massa.


En ese sentido, el postulante a legislador nacional señaló que «el desafío es tratar de interpretar a esos que a lo mejor por dudas, incertidumbre no votaron al Frente de Todos».


Consultado sobre si intentarán acercar posiciones con el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, el ex jefe de Gabinete respondió: «También debemos dar señales claras de que a partir del 11 de diciembre vamos a tener la capacidad de gobernar con esos dirigentes y otros que de manera equivocada siguen apoyando al Gobierno pero que son valiosos y los vamos a necesitar».


«No solamente tenemos que pensar en los Lavagna, sino también en los Monzó, los Massot, que han demostrado capacidad de diálogo en momentos de crisis de este Gobierno, porque la tarea que tenemos por delante es enorme», subrayó.


Por otra parte, Massa se quejó de que «el Gobierno no tiene una sola propuesta y no le queda otra que inventar o asignar a su adversario cosas que no son», a la vez que contó que le «preocupó» ver a Macri «actuar más como un chico caprichoso que pierde un juguete que como un Presidente».
«Así como antes había echado la culpa para atrás, ahora echa la culpa para adelante», añadió.


Asimismo, el tigrense ironizó sobre el apoyo del senador nacional por San Luis Adolfo Rodríguez Saá a Juntos por el Cambio: «El Presidente del default apoya al candidato a Presidente del endeudamiento».
«Está claro que Alberto Fernández no es ni la deuda deslocada para que haya timba financiera, ni el default», finalizó.

FUENTE N. A

Carolina Bisgarra