Así lo comunicó la Unión de Kiosqueros de la República Argentina en un comunicado.

Las entidades gremiales que agrupan al sector definieron adherir al paro general, como medida de protesta contra la «rentabilidad nula» que implica disponer de ese servicio para los usuarios.

No obstante, recalcaron que pese a la medida de fuerza convocada para este sábado 25, «la gente podrá cargar la SUBE».

Carolina Bisgarra