La mujer estaba internada en el Hospital Isidro Iriarte de ese Municipio desde la semana pasada y tenía graves quemaduras en rostro, tórax y brazos.

Es el caso de Graciela Coria, de 47 años, quien la semana pasada había sido rociada con alcohol y prendida fuego por su marido, Nelson Orlando Durán. La mujer murió este lunes por la noche.

Por las graves quemaduras que sufrió, estaba internada desde la semana pasada con problemas respiratorios.

Su pareja intentó alegar que se trataba de un suicidio, pero la fiscal a cargo de la investigación, detectó mediante pruebas que pudo recolectar que fue un intento de femicidio de Durán.

Si sufrís violencia de género no dudes en comunicarte gratis a la línea 144 para asesoramiento.

Carolina Bisgarra