LA PLATA.- (De la corresponsalìa de AGENHOY).- La vicepresidenta Gabriela  Michetti adelantó  que en los próximos días finalizará la evaluación  de la comisión revisora sobre los contratos en el Senado y estimó  que habrá entre «1.500 y 1.600» despidos.   

«Estamos cerrando, la semana próxima, el tema de aquella  primer cuestión que fueron los 2.000 despidos por los decretos que (el  ex vicepresidente Amado) Boudou había hecho por 10 meses» con los  que «duplicó» la planta permanente del Senado, remarcó.

Michetti explicó que se trata de 2.000 personas incorporadas  por el ex mandatario kirchnerista, cuyos contratos fueron dados de  baja antes del 1 de enero, cuando se efectivizaba el año de  antigüedad, ya que eran retroactivos a enero de 2015.

Ante la posibilidad de irregularidades en esos nombramientos,  se formó una comisión revisora integrada por «todos los bloques»  para evaluar los contratos y no cometer «injusticias», con los  despidos.

«Eso lo estamos por terminar la semana que viene» en la  comisión, sostuvo la vicepresidenta quien estimó que concluirá con  «1.500 o 1.600 personas despedidas» que «no cumplían tareas, eran  planta política y de golpe planta permanente, violaban las normativas»,  consideró.    Sin embargo, dijo que aún no tiene un «número exacto» sobre  los contratos que serán dados de baja.

Asimismo, aclaró que los últimos despidos anunciados en el  Senado están relacionados con la «planta política» del Senado.

«Son cargos políticos que cuando entra otro gobierno se tienen  que ir», explicó al señalar a directores generales, ministros y  sus equipos, cargos que le corresponde nombrar «al presidente de la  Cámara».

«Cómo yo no he nombrado a esa gente, he nombrado muy poquitos,  la planta política aprovechó la volada y no renunció a la par de  su jefe, esos son los que terminamos esta semana», aclaró.

Ezequiel Bértola