El programa municipal que busca vincular a productores locales, comerciantes y vecinos a fin de ofrecer productos de la canasta básica a precios accesibles, estará durante todo enero, los miércoles y sábados en el playón de la estación de 9 a 14hs.

Los diferentes puestos de venta ofrecen variedad de víveres de primera necesidad tales como frutas, verduras, pan, entre otros.

La iniciativa lanzada por el intendente Andrés Watson, en noviembre del 2018, surgió como una propuesta a fin de paliar los efectos de la crisis y en virtud de la preocupación por el aumento de los precios, que en muchos casos hace que los vecinos se les haga muy difícil acceder a los productos de la canasta básica.

Los vecinos visitan el mercado, miran precios y comparan con los de almacenes y supermercados. Isabel de La Sirena, que recorrió los puestos y compró algo de verduras, explica “está bastante económico, están buenos los precios, a lo que estamos viviendo, que es imposible ya”, dice la mujer.

Isabel remarca que la propuesta es muy buena idea ya que “los precios cambian todos los días y cuando uno tiene muchos chicos, tiene que salir a caminar a buscar opciones”.

En tanto, Cristina de Mayol cuenta que no es la primera vez que viene a la fiera, que lo suele hacer cuando tiene tiempo.  “Los precios son buenos y los productos de buena calidad”. “Ayuda mucho, hay mucha diferencia con comprar en los barrios y comprar acá”, agrega.

Por otra parte, Francisco de Monteverde cuenta “caminamos 28 cuadras para comprar limones acá, para ahorrar un poquito, en mi barrio sale carísimo, el doble casi”.

El hombre explica que la situación que atraviesa “es muy difícil, me quedé sin laburo, mi jefe tuvo que cerrar el negocio, entonces tengo que buscar la forma de conseguir más barato lo que necesitamos en casa” porque “no queda otra que buscar precios, pagar un peso menos, un peso acá, otro allá, ayuda mucho”.

AgenHoy Digital