De acuerdo a las medidas de seguridad recomendadas por el Servicio Meteorológico Nacional, la Municipalidad de Varela recordó una serie de medidas de prevención ante posibles tormentas eléctricas que pudieran ocurrir en el distrito.

“Las tormentas eléctricas son características de las épocas de verano”, destacó el Secretario de Ambiente del Municipio, Dr. Mario Kanashiro, al tiempo que agregó que “no se puede predecir dónde y cuándo van a caer”. En este marco, aseguró que es necesario que los vecinos tengan en cuenta ciertas medias de prevención para evitar problemas mayores.

Como reglas generales, señaló que “ante este fenómeno climático lo más importante es buscar lugares seguros, alejarse de árboles y descampados, y tener en cuenta que los automóviles y las viviendas son los mejores espacios para resguardarse”.

Recomendaciones:

-Observar si el cielo se oscurece, si pueden verse relámpagos, si el viento es cada vez más intenso o si se escuchan truenos. En este caso, deben dirigirse inmediatamente a un lugar seguro y refugiarse en zonas bajas, no propensas a inundarse.

– Aislarse del suelo y del contacto con charcos o zonas mojadas. Salir inmediatamente y alejarse de ríos, piscinas, lagos, el mar y otras masas de agua.

– Alejarse y NO refugiarse en pequeños edificios aislados como galpones. Las carpas de camping tampoco son seguras.

– La posición de seguridad más recomendada es DE CUCLILLAS, lo más agachado posible, con las manos en las rodillas, tocando el suelo sólo con el calzado. Esta posición nos aislará en buena medida al no sobresalir sobre el terreno. No debemos echarnos en horizontal sobre el suelo.

– En caso de sentir un cosquilleo en la piel, que se eriza el cabello y que los objetos metálicos o que terminan en punta metálica emiten un extraño zumbido parecido al de una colmena, o bien si se producen chispas o destellos, la tormenta está próxima. Todos estos fenómenos se producen por el desplazamiento de las cargas eléctricas que generan las tormentas y significa que el aire en el que nos encontramos se ha vuelto conductor.

– NUNCA correr durante una tormenta y menos con la ropa mojada. Se crea una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer el rayo.

– Deshacerse de todo material metálico y depositarlo a más de 30 metros de distancia. Los rayos aprovechan su buena conducción. APAGAR WALKIE-TALKIES Y TELÉFONOS MÓVILES, y cualquier elemento de comunicación ya que sus radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos.

– NUNCA refugiarse debajo de un árbol, una roca o elementos prominentes. Un árbol solitario por su humedad y verticalidad aumenta la intensidad del campo eléctrico. En cambio un bosque, aunque sea pequeño, puede ser un buen refugio. Cobijarse debajo de los árboles de menor altura.

– Alejarse de objetos metálicos como vallas, alambrados, tuberías, líneas telefónicas e instalaciones eléctricas, vías del ferrocarril, bicicletas, maquinaria, etc. Lo más peligroso de un tendido eléctrico son sus apoyos, pues por su toma de tierra se descargan al suelo rayos que han caído incluso a kilómetros. La proximidad de grandes objetos metálicos es peligrosa incluso cuando no se esté en contacto con ellos, ya que la onda de choque producida por el rayo calienta sobremanera el aire, lo que puede producir lesiones en los pulmones.

– En el caso de trabajo sobre tractores (agricultores), maquinaria de construcción, etc., abandonarlos mientras dure la tormenta. Tampoco debe trabajarse sobre andamios u otras estructuras metálicas.

– Alejarse de terrenos abiertos y despejados, como campos y cultivos. En estas zonas una persona sobresale bastante del terreno y puede convertirse en un pararrayos. Es preferible quedarse debajo de un grupo de árboles, a ser posible de menor altura que otros de la zona.

– Si se va en grupo es aconsejable dispersarse unos metros y adoptar la posición y demás precauciones de seguridad.

– En caso de ir con niños, para evitar el pánico o el extravío, mantener contacto visual y verbal con ellos. Si un rayo afecta a una persona, las demás en contacto pueden verse afectadas por la descarga, por esto mismo también es recomendable alejarse de rebaños y grupos de mamíferos.

– El mejor sitio para refugiarse a la intemperie durante una tormenta es UN VEHÍCULO CERRADO. Dentro, debemos apagar el motor, bajar la antena de la radio y desconectarla, cerrar las ventanillas y las entradas de aire. En caso de caída de un rayo, el vehículo se cargará sólo por el exterior mientras que el interior quedará intacto. Debe evitarse tocar las partes metálicas del vehículo, incluso al salir de uno que ha recibido una descarga. En caso de ir conduciendo y verse sorprendido por una tormenta conviene disminuir la velocidad y no detenerse en zonas por donde pueda discurrir gran cantidad de agua.

– Es totalmente falsa la creencia popular de que un rayo no cae dos veces sobre un mismo lugar.

Cabe destacar que las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas, por lo que es de máxima importancia comenzar la reanimación cuanto antes.

Ante cualquier emergencia los vecinos pueden comunicarse a la Línea Gratuita de Atención al Vecino (0800-999-1234), Policía (911), Bomberos Voluntarios (100), Sume (107) y Defensa Civil (103).

 

Ezequiel Bértola