Máximo Kirchner agradeció al pueblo argentino por haber llevado estos comicios en paz y sin agresiones y destacó el acompañamiento que demuestran- refiriéndose a los resultados a nivel nacional y provincial.

Además dijo: “esto no es un River – Boca que el que pierde y se va al descenso”, con las elecciones se asumen responsabilidades, el compromiso de llevar adelante -cuando llegue el momento- aquella palabra empeñada durante la campaña.

En otro orden, instó al Gobierno a  “levar una campaña limpia lejos de agresividad” de cara a las generales.

En otro orden, durante su discurso, dijo “hemos construido una unidad que es en función de cómo la está pasando nuestra sociedad” y en ese sentido se refirió a quienes se encuentran desempleados o con problemas financieros y a quienes “tuvieron que cambiar un vaso de leche por vaso de agua”.

Este es un desafío enorme porque han endeudado la Argentina y nuestro compromiso es que los números en Argentina puedan cerrar con la gente adentro  “no se trata de reconstruir lo que fue, se trata de reconstruir lo que viene” enfatizó.

LF