En el segundo semestre del año pasado la pobreza y la indigencia alcanzaron los valores máximos desde que se retomó la serie en 2016. Así, del 32% de pobreza se pasó al 35,5 % mientras que la indigencia aumentó del 6,7% al 8% según los datos publicados por el INDEC.

Liliana Lopez