Sergio Massa presentó hoy  10 compromisos por la Argentina.  Se trata de 10 políticas de Estado para que, gobierne quien gobierne a partir del 11 de diciembre, se empiece a construir el verdadero camino para el futuro del país. Para lograr ese objetivo, Massa invitó a todos los sectores políticos y de la sociedad, sin exclusión, “a conformar unidos un gran acuerdo económico y social por la Argentina”.

Ante una multitud que asistió a La Rural, el líder del Frente Renovador comenzó el acto recordando que un día como hoy se producía el desembarco en las Islas Malvinas. “Quiero que juntos, recordemos con respeto y con cariño a todos los combatientes, los que dejaron su vida en Malvinas, y a los que hoy todavía luchan por tener el reconocimiento que merecen”. 

A continuación, Massa compartió reflexiones que viene trabajando junto a su equipo , y señaló que “el Gobierno lleva un tiempo diciendo que el problema somos los argentinos y argentinas, que el problema es la Argentina. Miran a un costado, le echan la culpa a “décadas de fragilidad y atajos” y se lavan las manos, no se hacen cargo de su fracaso. Esa es su estrategia”, indicó.  

“El problema no es la Argentina. El problema es Macri y el camino que eligió para la Argentina. Un mal camino. Un camino equivocado. Un camino que es sólo para muy poquitos.  Fracasó Macri, no fracasaron los argentinos. Macri, caprichoso y soberbio, dice que ´no hay otro camino, que es por acá´ y que ´hay que acelerar´. Pero nosotros sabemos que hay otra manera de hacer las cosas, que hay otras soluciones, que hay alternativa”.

En ese sentido, indicó que “estamos acá para recuperar la esperanza y la ilusión de los argentinos y argentinas. No podemos dejar que nos roben la esperanza. No podemos resignarnos ni bajar los brazos. Los argentinos tienen derecho a tener una esperanza, a querer otro Gobierno, a querer otras políticas. Y nosotros estamos acá humildemente para representar a esa enorme mayoría que hoy quiere, desea, sueña y necesita un cambio de Gobierno. Somos la alternativa que los argentinos y argentinas están esperando. Vamos a hacer posible lo que hoy es necesario”.

En esa línea, Massa resaltó la necesidad  de un cambio de rumbo, invitando a todos los sectores políticos y de la sociedad, sin exclusión, a conformar un gran acuerdo económico y social por la Argentina. “La verdadera oposición piensa en grande, piensa en el país, no solo en las próximas elecciones.  Para eso necesitamos una hoja de ruta consensuada que fije el rumbo de la Argentina de los próximos 20 años, que termine con el corto plazo y con la improvisación. Necesitamos definir y comprometernos con políticas de Estado que nos ayuden a construir el futuro de la Argentina y de nuestros hijos. Políticas de Estado que resuelvan los problemas del presente pero también los del futuro.  Están todos invitados: políticos de todas las fuerzas políticas, sin exclusiones, empresarios, trabajadores, entidades religiosas, organizaciones de la sociedad civil, nuestros sindicatos. También nuestros intelectuales, nuestros estudiantes y jóvenes, nuestros miembros de la cultura, de la comunidad científica”.

Luego, Massa enumeró los 10 compromisos, siendo el primero el crecimiento, el desarrollo y la prosperidad inclusiva: “Vamos a poner al trabajo y a la producción en el centro de la escena. Vamos a trabajar sector por sector, a partir de un programa de crecimiento con objetivos de desarrollo, con metas concretas y cumplibles de aumento de la producción. Vamos a establecer un único impuesto para el que exporta terminando con la mentira de la doble imposición. Vamos a bajar los impuestos de nuestras Pymes. El segundo, la lucha contra la pobreza y la desigualdad. “Porque creemos que la tendencia al empobrecimiento y la desigualdad es crítica, alarmante e inconcebible. No podemos ni tenemos que permitirnos este nivel de pobreza. Las mejores herramientas para combatirla son el trabajo y la educación. No hay otra. Más trabajo, menos pobreza”.

El tercero, la educación de nuestros niños y jóvenes. “Creemos que la educación es la herramienta que construye movilidad social por excelencia. Todos los argentinos y argentinas —sin importar dónde nacen, sin importar su situación socioeconómica— tienen que tener las mismas posibilidades de acceso a una educación de calidad. Una educación pública, libre, gratuita, e inclusiva”. El cuarto, es el compromiso con nuestros jubilados y jubiladas, con nuestros abuelos. “Un país que no cuida de sus mayores es una nación sin futuro, sin norte, sin alma. Hoy, tenemos un Gobierno insensible que los maltrata, que cree que son un número. Tenemos la jubilación mínima más baja de los últimos 10 años y remedios que valen tres veces más. Así no hay jubilado que aguante. La reforma previsional que aprobaron a fines de 2017 fue un recorte brutal”.

El quinto, el compromiso con la seguridad y la justicia. “Creemos que hay que modernizar los sistemas de seguridad y justicia para proteger la vida, la libertad y el patrimonio de los argentinos, para dar paz y tranquilidad. Creemos, firmemente, que hay que incorporar a los gobiernos locales y fomentar el desarrollo de programas locales de prevención del delito y la violencia. Justicia es aplicar con inteligencia la ley para servir a la gente y no utilizar los servicios de inteligencia para acumular poder político”.

El sexto, el compromiso con la igualdad de género y en la lucha contra la violencia machista.“ “Creemos que la igualdad de género es un derecho humano y, también, una oportunidad. Si tengo la responsabilidad de ser Presidente voy a ser paritario; vamos a  garantizar la paridad en el mundo laboral, político, judicial, empresarial y sindical.   El séptimo, es el compromiso con el medioambiente: “Creemos que el desarrollo tiene que, sí o sí, ser armónico con el medioambiente. Tenemos que activar y ponernos serios si queremos dejarles a nuestros hijos una Argentina más sana, limpia y sustentable. Y eso debe ser una política de Estado”. El octavo, es el compromiso con la Argentina federal: “Tenemos que impulsar las economías regionales conectando al país con trenes, puertos, centros de transmisión logística y llevando Internet a todos los rincones del país. En ese compromiso de federalismo está el compromiso con nuestra soberanía. Vamos a cuidar a nuestras fronteras del narcotráfico y a nuestras aguas internacionales de la pesca ilegal. Y, sobre todas las cosas, empezar a recorrer entre todos los argentinos un camino con paz y firmeza por la vía diplomática que nos permita defender, reclamar, y exigir la soberanía sobre nuestras islas Malvinas”. 

Melisa Delgado Niglia