De cara a las elecciones, Sergio Massa se prepara para anunciar a los candidatos de su partido para intendentes en la provincia de Buenos Aires en medio de su campaña presidencial dentro del espacio Alternativa Federal.


Para tratar de conseguir el mayor respaldo posible, el líder del Frente Renovador, negocia con varios dirigentes locales para tratar de conseguir el mayor respaldo posible en territorio bonaerense.


Massa deberá sumar candidatos propios para las próximas elecciones, ya que está imposibilitado para presentar listas «colectoras».

Desde el boque están seguros que podrán llevar a algunas figuras del PJ provincial para que se presenten a intendentes de la mano del massismo si es que la ex presidenta Cristina Kirchner decide no competir en estos comicios.

Sumado a eso, tiene pensado anunciar «durante la tercera semana de mayo» a los 100 candidatos a jefes comunales que ya tiene confirmado su espacio, según precisaron fuentes cercanas al ex diputado.

El 12 de abril último, el Gobierno oficializó a través del decreto 259/2019 la prohibición de presentar listas provinciales que estén ligadas a más de un espacio a nivel nacional.

Por esta razón, este año la boleta de un mismo aspirante a intendente bonaerense no podrá ir pegada a la de más de un postulante a la Presidencia, como sí ocurrió en elecciones anteriores.

Si finalmente Cristina decide presentarse al igual que Massa para jefe de Estado, el PJ se dividiría y los dirigentes locales tendrían que elegir en qué frente competir.

Por el momento, los candidatos confirmados por el líder del Frente Renovador son la diputada nacional Mirta Tundis, que competirá en La Matanza, y el dirigente de fútbol Nicolás Russo, que hará lo propio en Lanús.

También están cerrados los diputados bonaerenses Rubén Eslaiman, que se presentará en San Martín, y Blanca Cantero, que lo hará en la localidad de Presidente Perón.

El primero es presidente del bloque massista en la Cámara baja de la Legislatura, mientras que Cantero es también pareja de Carlos Acuña, uno de los secretarios generales de la CGT.

Carolina Bisgarra