Un estudio que se conoció en las últimas horas reveló que para el 70% de los argentinos la situación económica empeorará en los próximos 6 meses y el 80% asegura tener temor a perder el empleo.

La devaluación posterior a las primarias volvió a mostrar las endebles bases de la economía del país y generó un nuevo tembladeral en la economía real con un traslado a precios que elevó el índice elaborado por el Indec al 4,3% para agosto. La sociedad volvió a percibir un nuevo golpe al bolsillo.

Un análisis realizado por Trendsity en base a una encuesta post PASO reveló que el 80% de los consultados considera a la inflación como la principal variable que afecta su día a día. El relevamiento reflejó una vez más la apremiante situación que vive la sociedad argentina donde más de un tercio vive bajo la línea de la pobreza.

La preocupación por la economía, un factor que en algunos momentos históricos suele ser elevada y en otros es reemplazado por la problemática de la seguridad, revela que hoy día 7 de cada 10 argentinos piensa que en los próximos 6 meses su situación será regular o mala. Se trata de un aumento considerable con respecto a 2018 cuando la cifra se ubicaba en un 57%.

En tanto que 6 de cada 10 señalaron que su situación económica “es peor que la que tenía hace 12 meses” y el 50% cree que la inflación seguirá en aumento luego del 27-O.

Mariela Mociulsky, CEO de Trendsity, se refirió a las principales conclusiones que arrojó la encuesta. “Se observa una gran preocupación por los aspectos más urgentes, definiendo a un ciudadano impactado por la inflación que perjudica su economía familiar sumado a una creciente amenaza de desempleo”, explicó. Asimismo señaló que “bajó la preocupación por temas que han sido muy candentes durante el 2017 como la corrupción, la grieta y la inseguridad”.

El contexto de cierre de fábricas se refleja también en que casi la mitad de los consultados siente temor por el desempleo. En 2018 dicho aspecto alcanzaba a un tercio de los argentinos. Además, apenas 2 de cada 10 cree que está estable en su trabajo y la mitad cree que la situación seguirá igual luego de las elecciones de octubre.

Melisa Delgado Niglia