Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora son los distritos en los que se calcula que el 61% de sus habitantes, está endeudado.

El promedio del área metropolitana de Buenos Aires marca que el 53 por ciento de los hogares manifiestan tener algunas o muchas deudas contraídas en el circuito financiero o con familiares.

La situación tiene su mayor densidad en el Conurbano Sur, zona en la que el 58 por ciento de los consultados ha pedido prestado, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires el promedio es del 49 por ciento. El endeudamiento no apunta a una mejora en la calidad de vida sino mayormente a a cubrir gastos corrientes, vinculados a la supervivencia.

 Los datos surgen de un relevamiento realizado por el Monitor de Clima Social del Centro de Estudios Metropolitanos, un centro interuniversitario integrado por Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham.

“El 78 por ciento de los consultados dice que se restringió, que no puede pagar las tarifas o se endeudó para pagarlas, los alquileres también crecen por encima de la inflación. Las personas bajan el gasto en lo que tiene que ver con recreación, vacaciones, bajan a segundas marcas. Y hay un 50 por ciento que señala que restringe alimentos”, indica Matías Barroetaveña, director del CEM.

Melisa Delgado Niglia