Los gremios del transportes realizarán mañana una serie de asambleas de trabajadores entre las 4.00 y las 7.00 que de hecho implicarán un cese de servicios de trenes, colectivos, subtes y el transporte tanto aéreo como marítimp. En las asambleas debatirán sobre el impacto en el sector que representa el impuesto a las ganancias. Se estima que recién sobre las 8,30 se regularizarán las frecuencias.

Las asambleas son convocadas desde la CATT, laconfederación que reúne a la mayoría de los sindicatos del transporte. Comprometieron su participación los colectiveros de la UTA, los maquinistas de trenes de La Fraternidad, Camioneros, Aeronavegantes, Dragado y Balizamiento, Guincheros y Señaleros Ferroviarios.

Los únicos medios de transporte que habrá en esos horarios son los privados. De esa manera, estarán disponibles remises y taxis, ya que la Federación del sector que lidera José Ibarra no integra la CATT.

El gremio de Peones de Taxis de Omar Viviani no integra dicha organización pero sí se sumará a las asambleas en respaldo al pedido por Ganancias, tal como sucederá con la Unión Ferroviaria.

“Desde hace años exigimos que haya un aumento de emergencia para los jubilados. Cada vez que se producen procesos inflacionarios con caída de PBI hay aumento de pobres; la situación es de extrema fragilidad. Además reiteramos nuestro rechazo al Impuesto a las Ganancias y reclamamos indeclinablemente por convenios colectivos en todas las empresas ligadas al transporte”, explicó el titular de la CATT y ex triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid.

Melisa Delgado Niglia