Con el fin de refinanciar deudas del Estado, ahora el gobierno de Mauricio Macri decidió meter mano en la plata de los jubilados y usar dinero de Anses. En concreto: El Tesoro colocó al organismo previsional letras en pesos y dólares por casi 900 millones de dólares. Se trata del fondo destinado a cubrir pensiones y jubilaciones de todos los argentinos.

La excusas excusas para adoptar la medida son que se cerraron las opciones de crédito voluntario y el último desembolso del FMI está garantizado para antes de las elecciones del 27 de octubre.

De esta manera, el Gobierno recurrió al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses para refinanciar deuda que tenía en cartera ese mismo organismo, mientras rearma su programa financiero, que contempla una renovación total de los vencimientos de deuda en manos de este y otros organismos públicos.

«Con los mercados de deuda externos e internos cerrados y el desembolso del FMI en ‘ni’, el Gobierno recurre a la Anses emulando las viejas prácticas del kirchnerismo», juzgó el analista Diego Martínez Burzaco al anoticiarse de la colocación en diálogo con el periodista Javier Blanco para La Nación.

Melisa Delgado Niglia