El presidente Mauricio Macri pidió disculpas hoy por no haber previsto que la situación del país era «más dura» de la que él imaginaba y por creer que la inflación «se iba a resolver más rápido».

El Jefe de Estado reconoció que estaba convencido al iniciar su mandato de que combatir el flagelo de la inflación «se iba a resolver más rápido».

Antes de su visita de campaña a Tucumán, el Presidente señaló que en su gestión encontró una situación «más dura» de lo previsto, pero recalcó su seguridad de que «ahora viene algo distinto».

Previo al encuentro con su militancia que mantendrá a partir de las 19:00 en la Plaza Independencia, ubicada en la ciudad de San Miguel de Tucumán, Macri realizó declaraciones al Canal 10 local.

El mandatario reconoció que uno de los problemas mayores que enfrenta «es el desempleo en los jóvenes» y ante ello señaló que acaba de proponer que «las empresas que tomen trabajadores de 17 a 24 años con menos de un año en su vida laboral, no paguen aportes patronales el primer año, entre otros beneficios, en el marco de los compromisos asumidos en caso de ser reelecto.

El Jefe de Estado reconoció que estaba convencido que para revertir la inflación se requieren «más acuerdos» entre los distintos sectores del país que «nos saquen de la inestabilidad».

No obstante, subrayó que en estos tres años se realizaron «muchos esfuerzos que no han sido en vano» y se afianzaron bases para seguir el camino del desarrollo.

«Nosotros necesitamos para resolver la pobreza, que haya crédito para las pymes, estabilidad macroeconómica, tener moneda, que el peso valga», explicó.

El Presidente reconoció el desafío de generar nuevos trabajos y de incorporar tecnología y recalcó que la Argentina «tiene futuro solo con un verdadero desarrollo federal».

Al respecto, recalcó que la Nación pasó de darle el 40 por ciento de los recursos a las provincias al 50 durante su mandato, y dijo que «como argentinos tenemos que comprometernos» a terminar con la pobreza que «no la trajimos nosotros», sino que «lo que hicimos fue visibilizarla».

Además, sostuvo que la Argentina requiere que el acuerdo entre los sectores político, gremial y empresarial establezca un presupuesto sano que se prolongue en el tiempo porque de otro modo «el mundo pierde confianza» en el país.

Agenhoy