Según una nota publicada por la CTA A Capital en su portal web, Nación modificó mediante decreto de necesidad y urgencia, la “ley de riesgos del trabajo” alterando la forma de cálculo de la actualización de las indemnizaciones por incapacidad laboral. “Por supuesto lo hizo en beneficio de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo en primer término y de las empresas o empleadores, en caso de extensión de la responsabilidad”, aseguraron.

La modificación se aplicará “en todos los casos, independientemente de la fecha de la primera manifestación invalidante”. Es decir que también se aplica a la gente que ya sufrió infortunios laborales. Incluso aplicándose a los juicios en trámite, marcando un automático beneficio a las ARTs.

En la nota, también analizan los fundamentos del decreto: “Podemos ver que surge clara la política económica del gobierno trasladada a las relaciones laborales”.

Y detallan: “Podemos leer textualmente que así se advierte, que actualmente el rendimiento financiero de los activos de la industria aseguradora es del orden del cuarenta y dos por ciento (42%) promedio, mientras que la tasa de interés vigente para las indemnizaciones por contingencias previstas en la Ley N° 24.557 y sus modificaciones, asciende a niveles cercanos al NOVENTA POR CIENTO (90%)”.

La situación descripta “crea incentivos adversos para el propósito mismo del sistema ya que el descalce entre el rendimiento financiero de los activos de las Aseguradoras y la ultra utilidad en favor de los beneficiarios resultante de la actualización de sus pasivos, fomenta la litigiosidad (y los costos concomitantes) desalentando el logro de acuerdos conciliatorios que permitan acelerar los plazos de pago a los beneficiarios del sistema”.

También afirman que “resulta necesario asegurar la continuidad de las condiciones de sostenibilidad del Sistema de Riesgos del Trabajo, propiciando la protección de los asegurados y trabajadores mediante un sistema financieramente viable, mediante garantías técnicas que permitan actuar ante un posible deterioro de la situación patrimonial de las Aseguradoras”.

“Pareciera, según los fundamentos, que las ART estarían por quebrar por responsabilidad de los trabajadores que formulan sus reclamos -infundados además- ante el accidente o enfermedad sufridos en ocasión del trabajo”, concluyeron en la nota.

Melisa Delgado Niglia