El presidente Mauricio Macri, acompañado por las máximas figuras de Juntos por el Cambio, encabezó la «Marcha del Millón» en plena Avenida 9 de Julio.

El acto comenzó pasadas las 18.30 del sábado y tuvo como único orador a al presidente. “En ustedes veo que los argentinos estamos hechos de amor y fuerza” fueron las primeras palabras de Macri al saludar a la multitud que se acercó para darle su apoyo “ustedes fueron los que crearon la marcha del “Si se puede” el 24 de Agosto cuando salieron a la calle a decirme que no estaba solo, y hoy estamos acá para decirles que ustedes tampoco están solos”.

En ese sentido comentó que hoy “hay ciento de miles de argentinos que marchan en todo el país y en el mundo” . “Estamos unidos, juntos defendiendo una forma de vivir, no sólo de Argentina”, aseguró.

Al tiempo que dijo “no vamos a seguir desaprovechando oportunidades, no queremos repetir la historia una y otra vez. Estamos acá para decirles a todos que Si se puede, que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. Esta es la fuerza de este país, ustedes son las fuerza de este país”.

Somos una mayoría que muchas veces “miro en silencio y con miedo” porque considerábamos que la política no iba a cambiar, y sin darnos cuenta dejamos que algunos se hicieran dueños del Estado. Pero – continuó – fuimos levantando la voz y tomando fuerza porque nos dimos cuenta que la fuerza del país está en nosotros y en nuestras manos,  las que usamos para todos los días salir a trabajar y sacar el país adelante”.

“Así se van formando las revoluciones. Esta es la rebeldía de las personas de paz, las que no queremos violencia pero que no vamos a dejar que nos pasen por encima una y otra vez” esbozó.

En otro orden, afirmó que los problemas que teníamos que resolver “eran mucho mas profundo de lo que pensábamos, y resolverlos lleva tiempo”.

“No nos equivocamos cuando creímos que el cambio era posible, ni en ver el potencial infinito que tenemos como sociedad que nos permite hacer cualquier cosa que nos propongamos” aseguró.

Antes de finalizar enfatizó que “este esfuerzo valió la pena, hoy estamos mejor parados para crecer, estamos parados sobre bases sólidas y se viene una etapa de crecimiento, de mejor trabajo y de alivio para los argentinos«. «Vamos a seguir teniendo desafíos que enfrentar pero no los vamos a solucionar volviendo a lo mismo del pasado, no caigamos en promesas vacías». «Con ellos están las mismas frustraciones de siempre«. “No caigamos en espejismos” imploró.

“No aceptemos que los que destruyeron el país nos digan que ellos son los que saben”. “No dejemos que las dificultades nos hagan dudar de lo que logramos”. «Yo estoy acá para defenderlos para que nunca mas les digan que no se puede, claro que se puede”dijo.

“Esta vibración que hoy se siente, es de fuerza y esperanza, y esa energía hay que transformarla en acción y dar vuelta la elección el próximo 27”, y en ese momento pidió a los presentes convencer a aquellos que todavía están dudando “hay que convencerlos para que nos acompañen a construir la Argentina que soñamos”.

Si bien el cierre oficial de la campaña será el próximo jueves en Córdoba, la movilización que se concentró en el Obelisco porteño funcionó como una suerte de cierre anticipado con el que el Gobierno quiere mostrar su capacidad de revertir la contundente derrota que sufrió en las primarias de agosto.

La «Marcha del Millón» se replicó a la misma hora en otras 30 ciudades del resto del país e incluso del exterior, ya que estaban confirmadas movilizaciones en apoyo a Macri en Santiago de Chile, Asunción, Montevideo, México, Barcelona, Tenerife, Londres, Montreal y Miami, entre otras.

LF