Los telegramas de despido llegaron al día siguiente de que el presidente inaugurara el tramo que une las localidades de Chacabuco y Junín, previo a la marcha “Sí se puede”.

Luego de que el presidente Mauricio Macri diera por inaugurado un nuevo tramo de la Ruta 7 que une las localidades de Junín y Chacabuco, junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, cuarenta trabajadores de la obra fueron despedidos por las empresas contratistas. Desde la Federación del Personal de Vialidad Nacional (FEPEVINA) ya habían denunciado que el gobierno los “apuró” para finalizar el trayecto de 20 kilómetros.

“Yo hace tres años que trabajo en esta obra. He encontrado en esto mi posibilidad de trabajar y progresar. Sin embargo, al otro día que se inaugure la obra ya estaban preparados los telegramas [de despido]”, relató a AM 750 uno de los obreros, Martín Salcedo, quien agregó que se estaban realizando medidas de fuerza para que las empresas Dicasa y Supercemento reincorporen al personal.

El trabajador, a su vez, alertó acerca de las condiciones de la obra: “Fue pensada para que no haya más accidentes, pero lo que va a ocurrir va a ser totalmente lo contrario porque está todo hecho de manera precarizada”.

Días atrás a la inauguración, la FEPEVINA que “ni una de las obras que están inaugurando están terminadas” y que “los tramos no están completos”. A su vez, aclaró que la construcción de la ruta tenía un plazo de ejecución de 24 meses pero que ya pasaron 49 y sigue sin terminarse.

Otra irregularidad que se registró en la obra es el valor de la misma: “Se licitó por 727 millones, se hicieron modificaciones y hoy la obra vale hoy la obra sale 4272 millones”, subrayó la federación vial, que además denunció que el gobierno “apuró” a los trabajadores para finalizar el tramo.

Por su parte, Lautaro Mazutti, concejal del Frente de Todes en Junín, opinó en diálogo con AM 1390 que si bien la obra era “necesaria para nuestra región” a raíz de las “numerosas muertes”, su inauguración fue “con fines electorales, está totalmente incompleta y hoy también tiene un peligro importante”.

Fuente: notasperiodismopopular


Melisa Delgado Niglia