Fegeppba, ATE y UPCN, los tres espacios que nuclean a los empleados públicos bonaerenses salieron a reclamar a través de cartas dirigidas a distintos funcionarios una “urgente” recomposición salarial.

Desde ATE bonaerense solicitaron un aumento salarial general, la equiparación de las horas de bolsillo de aquellos sectores más postergados como los auxiliares de la Educación, Niñez y Patronato de Liberados, entre otros.

También se planteó la necesidad que se avance con el pase a planta permanente de los trabajadores precarizados, nombramiento de personal en las áreas críticas y avanzar en las mesas técnicas “que permitan construir una carrera administrativa y un convenio colectivo que dignifique y jerarquice la tarea”.

“Es imprescindible habilitar la discusión salarial. El Estado está teniendo un rol estratégico en la lucha contra la pandemia del COVID-19. El Estado tiene que tener cada vez más un rol estratégico en la lucha contra la desigualdad y contra la pobreza. Por esto, los trabajadores del Estado tenemos especial significación”, concluyó ATE.

En ese contexto, la Federación de Gremios Estatales (Fegeppba) reclamó “de manera urgente” una audiencia con el gobernador Axel Kicillof.

El objetivo es tratar la insostenible situación económica que atraviesan los trabajadores que representamos, quienes han resultado discriminados y postergados, por no poder tener una discusión paritaria salarial durante el primer semestre, habiendo recibido solamente un incremento a través de una suma fija de 4 mil pesos fijada unilateralmente y a cuenta del aumento salarial 2020”, indicó el sector en la misiva que firman los dirigentes Julio Castro y Miguel Zubieta.

Además, expresó su preocupación por eventuales cambios en el sistema previsional y su posible armonización con Anses. En la nota dirigida a Kicillof solicitó Fegeppba al mandatario definiciones “que traigan tranquilidad a los trabajadores aportantes y sujetos pasivos del sistema”.

“Estamos plenamente conscientes de la difícil situación, que con motivo de la pandemia que nos azota atraviesa el país y a la cual la provincia no resulta ajena, pero entendemos que la reconstrucción de la economía y de las instituciones, necesariamente tendrá como actores preponderantes a la totalidad de los empleados que componen la administración” pública, añadió.

También UPCN, el sector que lidera Carlos Quintana, remitió una nota al Gobernador . “No desconocemos la situación en la que se encuentra nuestra provincia por la mala administración de la anterior gestión, y debido también a los gastos ocasionados por la actual situación de la pandemia, pero también creemos que los trabajadores son un eslabón fundamental en la recuperación de las instituciones y la economía provincial y merecen el tratamiento urgente de la actualización de sus ingresos”, señala la misiva.

En la presentación, también recordó Quintana que se registra una “situación de pérdida del poder adquisitivo de los salarios del sector, producto de la no discusión paritaria en el último tramo del año 2019 y la discusión paritaria de 2020 que quedó paralizada por el aislamiento preventivo por la pandemia por COVD-19, más allá del incremento a cuenta que se otorgó unilateralmente de $4.000”.

Finalmente, UPCN pidió al Gobernador “claridad en la comunicación sobre la situación del IPS, dado que se ha creado alrededor de la firma del convenio con la Anses y el dictado del decreto 261/2020, un temor generalizado a la pérdida de nuestra caja jubilatoria”.

LF