El titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén “Cholo” García, advirtió que 70 intendentes de la provincia de Buenos Aires siguen «incumpliendo esa legislación”, a la vez que recalcó que algunos de los 65 jefes comunales restantes que sí adhirieron no la cumplen “como corresponde”.

«Setenta intendentes continúan incumpliendo la Ley 14.656 de relaciones laborales y negociación colectiva de los trabajadores municipales de los 135 municipios bonaerenses. Están fuera de la ley, porque 65 ya la firmaron y, algunos de ellos, tampoco la cumplen como corresponde», afirmó el dirigente gremial en un comunicado.

Semanas atrás, en diálogo con Letra P, García había señalado que uno de los primeros planteos al próximo gobierno de Axel Kicillof será que la gestión bonaerense impulse el pleno cumplimiento de eta normativa en todas las comunas.

Hace 5 años se votaba en la Legislatura Bonaerense la Ley que otorgaba nuevos Derechos a los Trabajadores y las Trabajadoras Municipales de la Provincia.
Fueron muchos años de lucha para conseguirla y la lucha continúa para que se implemente en los 135 municipios.

La norma otorgó el derecho a la negociación colectiva y al convenio colectivo de trabajo en cada municipio, por primera vez en la historia del movimiento obrero comunal«, recalcó el titular de Fesimubo para marcar que también reintegró «la estabilidad en el empleo, porque permite el pase a planta permanente luego de un período de prueba de 12 meses desde el ingreso», lo que puso término a «la nefasta Ley 11.757 de flexibilización laboral de los 90».

El dirigente sostuvo que aún «son pocos los intendentes que cumplen la ley a cinco años de su sanción y pertenecen a todas las fuerzas políticas, porque algunos consideran que hay que adherir a la legislación y se equivocan: la norma es de acatamiento obligatorio».

«Las relaciones del empleo público municipal se rigen por convenio colectivo de trabajo en cada distrito. Es aún más doloroso que no la cumplan los intendentes peronistas. Esa norma también incorpora a los agentes al derecho al salario mínimo, vital y móvil como referencia para negociar paritarias, y a la licencia por violencia de género», puntualizó.

Melisa Delgado Niglia