Acorde al pedido del presidente Alberto Fernández, «los que más tienen aporten más», el nuevo intendente de Berisso, Fabián Cagliardi, y su par de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, decidieron ajustarse el sueldo.

Para el caso de Cagliardi, el jefe comunal de Besirro decretó la emergencia administrativa, económica y financiera por el período de un año. En consecuencia, también redujo su salario en un 20% durante 12 meses. “Hay una deuda que asciende a un total aproximado a los 271.161.452 pesos, todo ello sujeto a la aparición de nuevas deudas que existen sin contabilizar, más un descubierto bancario de 8 millones de pesos con los inconvenientes lógicos que ello produce en el pago de aguinaldo, horas extra y sueldos”, advirtió Cagliardi

El intendente señaló que la deuda arrastrada desde la gestión de Jorge Nedela “afecta el funcionamiento de la comuna» y que por ello deben «tomar medidas urgentes”.

Cagliardi además solicitó a los concejales, sean o no de su fuerza política, seguir el mismo ejemplo y recortar sus haberes para reforzar las arcas municipales.

Por su parte, el intendente de Mar del Plata anunció este jueves que se redujo el sueldo en un 20% y que el de la planta política bajará un 15% por el pediodo de un año.

En ese sentido, Montenegro explicó que instruyó al secretario de Hacienda Germán Blanco para que instrumente la medida. «Es una donación al municipio para que esa plata sea utilizada para otras cosas que tiene que hacer el municipio», detalló Montenegro.

AgenHoy Digital