“No quiso una reunión con la misión del FMI para hablarle de las cuentas sino que quiso darle su posición política”, dijo  el periodista en referencia  al mencionado encuentro.  

El candidato a presidente del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández, se reunió este lunes con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), tras lo cual acusó al gobierno de Mauricio Macri y a ese organismo multinacional de haber «generado la crisis» macroeconómica y provocar una «catástrofe social» a la que «deben poner fin y revertir».

“Alberto Fernández fue acompañado por Guillomo Nielsen, un hombre que nadie puede dudar de su formación liberal en lo económico y que tiene una medalla muy importante que es haber acompañado a Roberto Lavagna en la restructuración de la deuda externa de Néstor Kirchner allá por 2005 y de Cecilia Todesca , hija del actual titular del INDEC, Jorge Todesca”,contó Anguita

En ese sentido, el analista político   aseguró que “el primer elemento que marco Alberto Fernández es una gran señal de alarma por el dinero que ingreso del FMI, que  es equivalente al dinero que salió”.

“En segundo lugar, el programa del FMI estaba destinado a combatir la pobreza y les dice, en este lapso la desocupación superó los 10 puntos”, relató Anguita. Y agregó: “Alberto Fernández se despachó con todo esto y por supuesto el FMI escucho y salió a desmentir que haya pedido un adelantamiento de las elecciones”.

“Alberto Fernández tiene que mostrarse como un hombre de Estado que no le puede mentir al FMI , respeto de algo que el viene insistiendo en la campaña, el recomponer la economía Argentina inyectado dinero en los bolsillos argentinos y esto inevitablemente significa inflación”, puntualizó el periodista.

Escucha la nota completa:

NG