Una investigación global dejó al descubierto que gracias a la gestión de Macri los argentinos ya somos el pueblo más infeliz del planeta. Realizado por la consultora Ipsos Global Advisor, el índice Global Happiness 2019 midió la felicidad en 28 países. Solo el 34% de los encuestados en el país afirma ser feliz.

La muestra estableció que solo dos de los países encuestados en América muestran un aumento en la felicidad entre 2018 y 2019: Canadá (+5 puntos) y Perú (+4). Entre los países de la región rastreados desde 2011, Canadá es el único donde la felicidad está tan extendida hoy como lo estaba entonces (85%).

El porcentaje de adultos que se describen a sí mismos como muy felices se redujo drásticamente en Argentina (-22%).

Dentro de la investigación se distingue a los argentinos por preocuparse por el bienestar de su país como premisa para ser felices. Además, de acuerdo a la encuesta, los amigos son especialmente importantes en Argentina (56%).

NG