Por Melisa Delgado Niglia.

Economistas advierten que el uso de tarjetas de crédito como solución a corto plazo, es un grave problema a futuro ¿Por qué conviene evitar hacer el pago mínimo de la tarjeta de crédito? ¿Sabemos utilizar correctamente el plástico?

El pago mínimo es la cantidad más pequeña requerida por tu banco para mantener tu crédito vigente y no reportarte con mora. Este monto viene en tu estado de cuenta. Sin embargo, si sólo realizas este pago cada mes puedes tardar décadas en liquidar tu deuda. Se recomienda utilizarlo en ciertas ocasiones.

“Si llegas a pagar el mínimo, hoy el costo financiero total es del 200% anual. En 12 meses, lo que consumiste te termina saliendo el triple”, expresó el economista Mariano Gorodisch, en diálogo con AgenHoy.

Reestructuración de deuda

Si las deudas son demasiado altas y no queda otra opción más que pagar los mínimos una opción viable podría ser refinanciar tu deuda con otro crédito más barato, a menor tasa anual.

Puede ser a través de un banco o alguna institución que permita liquidar el total de la deuda y pagar cómodamente con un monto igual o menor al pago mínimo. Antes de recurrir a esta medida se debe saber cuánto tiempo tomará liquidar tu deuda con los pagos mínimos y la tasa de interés anual de la tarjeta.

En esa línea, Gorodisch dijo que “si no podes pagar el total, pagá el máximo que puedas. Otra opción es pedir un préstamo personal en el mismo banco de tu tarjeta de crédito. El interés que te cobra la tarjeta es un 25% más caro que un préstamo personal”.

Lee más:

Consejos para utilizar el pago mínimo a tu favor
Melisa Delgado Niglia