El proceso recesivo y la devaluación afectaron en gran medida al consumo a lo largo del año pasado.

Según el INDEC, las ventas en supermercados se desplomaron 9,7% r y en los shoppings cayeron 6,8%. En los autoservicios mayoristas la baja alcanzó al 8,4%.

En los centros de compras la venta por cantidades cayó en diciembre un 6,8% respecto de igual mes del año anterior y en los supermercados la baja fue del 6,3%, en la misma comparación, por lo que llega a 18 meses consecutivos de caída.

La caída en el consumo se dio en un marco de un aumento del 56% de los precios internos en los supermercados, del 55% en los autoservicios mayoristas y del 55% en centros de compras, por encima de la inflación del año anterior que fue del 53,8%.

Las ventas totales a precios corrientes en diciembre último relevadas en la encuesta alcanzaron $ 24.331,6 millones, lo que representó un incremento de 44,4% respecto al mismo mes del año anterior.

Agenhoy Diario