“Los que están para jubilarse con cuentagotas van saliendo los beneficios.”, dijo la abogada en su columna en “Primera Mañana” por la 97.7 FM.

Lallana indicó que «hoy una jubilación no tarda como tardaba en épocas normales entre cuatro y cinco meses”. Y agregó que hay  tramites jubilatorios que se “están acordando condicionalmente,  que es una figura nueva”.

“Los tramites en curso los miran con una lupa, lo dan vuelta y finalmente después de meses salen los tramites acordados”, añadió.

La abogada previsional, señaló: “Acá los errores son voluntarios, porque evidentemente son pases que  se le da a un expediente, absolutamente innecesarios para prolongar los plazos”.

 Lallana explicó que este tipo de situaciones se da generalmente con jubilaciones  que se están por encima de la mínima, porque en “todos lados hay menos plata”.

Escucha la columna completa:

AgenHoy Digital