La industria tabacalera calienta motores y se mantiene expectante a la espera de la luz verde para arrancar, ya que los cigarrillos se han agotado en el mercado.

Los protocolos están listos, en su mayoría aprobados por los municipios y algunos presentados a nivel provincial y nacional. La gran pregunta es cuánto tardarán en abastecerlos a los kioscos para tranquilizar los ánimos de los fumadores. Algunas de las firmas sostienen que en 48 horas están en condiciones en comenzar el reparto de cartones, en tanto otras tardarán entre 5 días y una semana.

Desde Merlo, donde tiene sede la planta de Massalin Particulares confirmaron que el protocolo fue aprobado por el municipio y elevado hace por lo menos veinte días y están a la espera de una respuesta positiva.
Los puntos más importantes del protocolo de seguridad plantean la necesidad de contar con una plantilla de trabajadores lo más reducida posible.

En el caso de Massalin Particulares señalaron que requerirán de un  plantel de 450 operarios en tres turnos. British American Tobacco Argentina, ex Nobleza Piccardo, deberá contar con la presencia de 150 operarios para poder poner en marcha su planta bonaerense de Pilar.

En el caso de Massalin, el plantel de operarios de planta de la compañía es de 1200 pero sólo un tercio volvería a trabajar, mientras rija el aislamiento social preventivo y obligatorio. Mientras que en British American Tobacco, si bien la compañía tiene un staff de 750 trabajadores, sólo 300 son operarios de planta  y por protocolo sólo regresan a trabajar en cuarentena un 50%. Los trabajadores que en esta primera etapa no sean convocados para trabajar, seguirán cobrando el 100% del salario confirmaron en Massalin Particulares.

En ambas tabacaleras coinciden que además de los más estrictos controles de seguridad e higiene, y el respeto por el distanciamiento, ofrecerán transporte privado a todos los empleados que deban movilizarse hasta las plantas. «Daremos transporte privado e individual a cada trabajar de Massalin, no habrá dos personas que compartan un mismo auto», recalcaron desde la compañía. Justamente uno de los puntos más importantes que preocupaban al Gobierno.

Massalin Particulares que comercializa las marcas Marlboro, Phillips Morris, Chesterfield y Virginia Slims, aseguró que “desde el momento que nos den luz verde y se reinicie la  producción podemos reabastecer todos los kioscos de Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires en 48 horas. Estimamos que nuestros atados estarán en el resto del país en por lo menos una semana”.

El caso de la ex Nobleza Piccardo que tiene las marcas Lucky Strike, Pall Mall, Camel, Gitanes, Viceroy y Parisiennes, entre otras, se estima que tardarán entre cinco días y una semana en poder abastecer a todos los kioscos de CABA y GBA. No pueden confirmar desde la tabacalera cuánto tardarán en llevar los atados a todo el país.

LF