Las reservas internacionales se desplomaron en el último día de esta semana US$ 1.755 millones y en lo que va del mes la caída acumulada equivale a US$ 5.200 millones en medio de un fuerte clima de nerviosismo en el mercado a la espera de mayores definiciones tras las elecciones presidenciales.

Según datos oficiales, este viernes se ubicaron en US$ 43.503 millones.

La baja se suma a la del jueves, cuando la pérdida había sido de US$ 883 millones, mientras que el miércoles había sido de US$ 450 millones.

En tanto, el martes la merma había llegado a US$ 294 millones y lunes a US$ 563 millones.

De ese modo, de un día para el otro, las reservas registraron un descenso de US$ 1.755 millones, con lo que a lo largo de octubre la disminución es de US$ 5.200 millones.

El fuerte retroceso se da ante un persistente retiro de depósitos de ahorristas y ventas de contado del Banco Central para abastecer la oferta de divisas en la plaza cambiaria en un intento por frenar la escalada del dólar, que terminó la semana en un nivel récord, a $65 promedio.

Fuentes de la autoridad monetaria indicaron a NA que aproximadamente la mitad de la caída de este viernes se debe a un adelanto de dólares físicos a entidades bancarias para que, en caso que los clientes los requieran, las sucursales cuenten con billetes disponibles.

Analistas del mercado consideraron que el ritmo de caída de reservas no se va a poder sostener en el corto plazo, por lo que aseguraron que crecen las versiones respecto de la posibilidad de un endurecimiento del cepo.

A ese escenario se sumó la proximidad de las elecciones, por lo que este viernes se dieron largas filas de ahorristas en bancos y agencias de cambios para adquirir moneda extranjera o retirar depósitos.

 El mayor interrogante que se abre tras el cierre de semana es qué sucederá en el inicio de la próxima, cuando se conozcan los resultados que determinarán quién será el próximo presidente.

NG