El presidente de Boca, Jorge Ameal, adelantó este jueves que iniciará una investigación interna sobre la denuncia efectuada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sobre que los directivos de la empresa de aguas AYSA pagaba una suma millonaria por mes al club para invitar a periodistas al estadio del «Xeneize».

En declaraciones televisivas, Massa había señalado el miércoles que «una empresa como Aysa que se tendría que dedicar a poner caños de agua para la gente que no tiene agua, dar un buen servicio de agua y cloacas, le pagaban 3.200.000 pesos por mes al club Boca Juniors, para invitar periodistas a la cancha de Boca».

«Hoy aparecieron cosas muy tristes, como que Aysa aportaba dinero, una cosa que no se puede entender, involucrando a periodistas, que tampoco es bueno, porque no le hace bien a Boca. Lo investigaremos», afirmó Ameal en declaraciones a Radio La Red.

Ante esto, según supo NA, Malena Galmarini, titular de Aysa, ordenó el 16 de diciembre pasado al director de Finanzas y Compras Jorge Ripoll «abstenerse de realizar pago alguno» al tomar conocimiento de la existencia de un «supuesto convenio firmado con Boca Juniors».

Las invitaciones para la prensa o famosos son comunes en clubes de gran convocatoria como Boca o River, aunque por lo general relacionadas a empresas privadas y no estatales.

LF