En el día internacional de la visión, el Dr. Tomás Jaeschke en #Primera Mañana se refirió a los graves problemas que las nuevas tecnologías generan en la vista, sobre todo en menores. 

Hoy se celebra el Día Mundial de la Visión. La cifra mundial estimada de personas con discapacidad visual es de unas 1.300 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde San Francisco, en el Congreso de la «American Academy of Ophthalmology», el más grande del mundo en la materia, el Dr. Jaeschke explicó: «hoy los chicos prácticamente nacen con una tablet o un celular, eso los condiciona mucho, la miopía tiene un componente genético pero también tiene un componente de lo que es el estilo de vida que el niño lleve adelante. Al que tenga una predisposición genética se lo condena a que tenga esos problemas de salud«.

La importancia del control oftalmológico de manera preventiva, aún sin síntomas visuales, radica en que más del 80% del total mundial de casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar.

«Habría que erradicar la costumbre de darle los dispositivos electrónicos a los chicos. Estar con la computadora más de una hora los condiciona a que se desarrolle miopía, señaló el Dr.»

En lo que respecta a los niños, las causas de la visión deficiente varían considerablemente de un país a otro. En los países de ingresos bajos, las cataratas congénitas son una de las causas principales, mientras que, en los países de ingresos altos, la principal causa es la retinopatía del prematuro.

Es muy importante realizar los controles oftalmológicos de manera periódica, a pesar de no tener ninguna molestia y además de tener algunos cuidados. Al respecto, el Dr. aclaró: «Las asociaciones recomiendan que debemos tener unos 40 o 50 minutos de visión cercana y 10 minutos de visión lejana. Esa visión lejana si puede ser al aire libre sería ideal. Dejar de fijar la visión de cerca sería lo ideal».

Los especialistas recomiendan antes de comenzar el ciclo lectivo – y con una frecuencia anual – es recomendable hacer los chequeos correspondientes en niños. El examen es muy simple y consiste en toma de la agudeza visual, examen del ojo con lámpara de hendidura y un fondo de ojos para estudiar la retina y el nervio óptico. De manera rápida y sencilla se puede determinar la mayor parte de la patología  y así prevenir y/o tratar posibles enfermedades oftalmológicas.

Para finalizar, el Dr. Jaeschke contó detalles sobre el Congreso Anual de Oftalmología: «este Congreso se celebra todos los años y se concentran alrededor de 15.000 oftalmólogos de todo el mundo. Hay charlas y debates y además las empresas o los patrocinadores vienen a presentar los instrumentos más modernos que hay en oftalmología en un solo lugar».

LF