El sector tabacalero ya calienta motores y retomará su actividad en las próximas horas de acuerdo a las excepciones al aislamiento obligatorio que oficializó el Gobierno a través de un DNU. Tanto las empresas como el gremio ratificaron que “están dentro del sector industrial que recupera bajo la tónica de su dinámica: lenta, segura y controlada», como recomendaron desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Otras áreas del rubro industrial también se aprestan, bajo rigurosa normativa, a recuperar su operatoria como textiles, metalurgia, maderas y químicos.

En las últimas horas tanto las patronales como el Suetra y la Federación de Trabajadores del Tabaco estuvieron elaborando los protocolos de seguridad para retomar la producción. Si bien consignaron que restan últimos detalles se estima que en un “alto porcentaje” el regreso al trabajo será realidad.

Realidades de mercado como la falta del producto en los kioscos, el riesgo de la importación de países limítrofes, el contrabando en crecimiento que habían denunciado desde el sector en las últimas horas, también tuvieron su injerencia.

Un dato no menor es que tabacaleras y gremio acordaron como “fundamental” garantizar el transporte del personal a las plantas elaboradoras y demás núcleos de comercialización, “sin utilizar el transporte público”, uno de los requisitos que la Casa Rosada anunció anoche como excluyentes para habilitar labores.

Dentro del rubro industrial y bajo rigurosidad de esquema sanitario por la pandemia también habrá reinicio parcial para las automotrices, metalurgia, química, fábrica de neumáticos, textiles, madera y otras áreas industriales.

Liliana Lopez