En su  comentario  político en “ Primera Mañana”, el periodista   habló  de como  se transitan los últimos días previos a las elecciones del 27 de octubre. “ Se tramitaron con mucha más tranquilidad  de lo que muchos analista preveían”, indicó.  

“Faltan veinte días, en los cuales la mayoría de los observadores  estiman que el 28 de octubre va  haber un presidente electo”,  señaló Anguita.

En ese contexto, el periodista  aseguró que “Alberto Fernández se mueve más en función de alguna señal  de cuales serían sus planes de Gobierno, que la necesidad de seducir votantes, utilizar marketing político”.

“La diferencia que el gobierno, que viene de una derrota muy dura en las PASO , tiene  la actitud inversa, están tratando de seducir electores, sin mostrar que haría, en una eventualidad, por supuesto muy difícil, pero  posible, de ser reelecto”.

El periodista, manifestó  que en este  escenario,  el oficialismo “ tiene un punto a favor”.  

Así nombró como ejemplo, las elecciones de Mendoza  y  las recientes elecciones PASO en Salta.

El intendente de Salta y candidato por el Frente Sáenz Gobernador, Gustavo Sáenz, ganó las PASO en la provincia del norte argentino dejando en el segundo lugar a los candidatos del Frente de Todos, Sergio “Oso” Leavy y Miguel Isa, quienes compitieron en una interna.

Con el 98,65% de las meses escrutadas, Saénz alcanzó el 42,97% de los votos, mientras que los dos candidatos del frente que lidera Alberto Fernández se ubicaron en el segundo puesto con el 31,98%. En la interna peronista se impuso Leavy, el candidato respaldo por los Fernández, con el 73,97%. Isa llegó al 26,03%. Olmedo se quedó con el 19,50% de los votos.

“Obtuvo una cantidad de votos que parecen ya ser suficientes,  para que en las elecciones a Gobernador, que se van a producir, después del 27 de octubre, gane”, dijo con respecto a Saénz.

Sin embargo, Anguita    indicó que a nivel nacional, “cuando uno  mira otros estudios de opinión publica, la incidencia de Mendoza y Salta, en la proyección de acá al 27 de octubre  no cuentan”.”

“Si hay que tener en cuenta, en el caso de que Alberto Fernández gane las elecciones, que va a tener que negociar gobernador por gobernador , porque cada uno tiene necesidades, requerimientos y “endeudamientos” distintos”, completó el columnista.

Escucha la nota completa:

NG