El Gobierno derogó una reglamentación impuesta por la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich y ahora los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) no portarán armas fuera de su horario de servicio.

De esta manera, el ministerio de Seguridad que encabeza Sabina Frederic da un paso más en su objetivo de cambiar muchos de los protocolos que estableció la última gestión. 

La nueva reglamentación la dispuso José Glinski, flamante titular de la PSA, después de haberlo acordado con Frederic. El principal argumento que sustenta la decisión es que desde que se dispuso que los efectivos estén armados todo el tiempo «murieron más policías fuera de servicio que durante su cumplimiento».

LF