Giuliana, la mamá de Kimey Dominic De Moraiz, el niño secuestrado en San Francisco Solano, consideró hoy que el hombre que se llevó a su hijo no actuó «de mala fe» y admitió que aún no sabe si iniciará acciones legales.
Mientras tanto, el único sospechoso del hecho, identificado como Horacio Soto, de 38 años, será indagado este viernes en los tribunales de Quilmes.

Se trata del hombre que fue identificado por un vecino gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad, quien es conocido como «El Rengo», y no tiene antecedentes penales.
Kimey, de 3 años, estuvo casi 20 horas desaparecido y que fue encontrado este jueves por un vecino en una casa precaria a 10 cuadras de la suya junto a al sospechoso.

«No hubo mala intención… Habrá sido una locura», dijo esta mañana la mamá de Kimey en declaraciones formuladas a Canal 13.

En ese sentido, Giuliana evaluó que el hombre «ko vio solo, inocente, y se lo llevó».
Tras el reencuentro con su hijo, sostuvo que lo vio «muy cansado, un poco asustado, pero bien», y que no le contó que hubiera sufrido ningún maltrato.

«Kimey me contó que comió, que durmieron y que jugaron», afirmó, y vinculó el accionar del vecino que se lo llevó más con una «irresponsabilidad» que con un acto «de maldad».

Este jueves, el vecino que irrumpió en la casa de Soto y rescató a Kimey, había dicho sobre el acusado ante los medios: «Parece loco, nunca habla con nadie. La forma que camina y a veces habla solo. No sé si le pudo hacer daño». .
Según confirmaron fuentes policiales, el menor, que salió de su casa en un descuido de la madre el miércoles a las 18:00, fue encontrado este jueves alrededor de las 15:00 en un edificio ubicado en la calle 821 y Donato Álvarez de San Francisco Solano, partido de Quilmes y tras el hallazgo, Soto quedó detenido.

LF